miércoles, 8 de febrero de 2012

¿Y si cambian de estrategia?


[nota extraída de Expansión.com]

El mercado descuenta que el Banco Central Europeo (BCE) mantendrá hoy los tipos de interés en el 1%. Sin embargo, la mayoría de los expertos del OBCE considera que la institución debería continuar con nuevas rebajas del precio del dinero de entre 25 y 50 puntos básicos.

El motivo: la amenaza de la recesión en la eurozona sigue presente. La institución monetaria ha solucionado ya, con la barra libre de liquidez a largo plazo que activó en diciembre, un problema que estaba poniendo contra las cuerdas a varias economías del euro, como la española.
“Las inyecciones de liquidez a largo plazo del BCE han provocado una mejora sustancial de las condiciones de financiación, con una fuerte caída de los diferenciales de la deuda soberana, pero también del sector privado”, señala Daniel Manzano, de AFI. De hecho, varios emisores españoles –ayer Caixabank– han aprovechado la situación para volver a captar financiación después de varios meses de sequía.
Sin embargo, pese a que todos los expertos valoran de forma muy positiva los efectos de estos préstamos del BCE a largo plazo, dudan de que ese dinero llegue a la economía real. “Es probable que las inyecciones del BCE vayan simplemente a evitar una contracción drástica del crédito, pero no parece que vaya a fomentar un aumento de éste”, explica José Alzola, miembro de The Observatory Group.
“Con los niveles actuales de desempleo y la restricción adicional de crédito que el propio BCE señalaba en un informe reciente, la recaída en la eurozona puede convertirse en una recesión pronunciada y duradera, en especial en algunos grandes países del euro, como España e Italia”, sostiene Javier Andrés, profesor de la Universidad de Valencia. Ante esta situación, Ángel Ubide, de Tudor Investment, plantea medidas de expansión crediticia.
Malas perspectivas
El italiano Mario Draghi dejó entrever que la economía había tocado ya fondo en la reunión del pasado mes. Sin embargo, los expertos del_OBCE no lo tienen tan claro: “Las expectativas económicas se han deteriorado en los últimos meses como consecuencia de la crisis de la deuda soberana, el menor crecimiento mundial y la situación del sistema financiero”, señala Simón Sosvilla, de la Universidad Complutense de Madrid.
“Dado que la economía de la eurozona va a estar en recesión en 2012, mientras que EEUU va a crecer al 2%, el BCE debe seguir bajando los tipos al ritmo de los meses anteriores”, añade Guillermo de la Dehesa, presidente del OBCE. Y José Ignacio Navas, de Novagalicia, comparte esta opinión y aboga por un recorte de 25 puntos básicos.
José Luis Martínez, estratega en España de_Citi, se desmarca de este grupo porque considera que, debido a que queda otra subasta de liquidez, sería conveniente esperar antes de bajar de nuevo los tipos. Antonio Merino, de Repsol YPF, coincide con Martínez. Cree que las revisiones a la baja de las expectativas de crecimiento se produjeron en un momento de máxima tensión: “Los últimos indicadores de confianza de enero avanzan un cambio positivo de tendencia”.
Draghi marcará hoy su hoja de ruta sobre próximas decisiones de política monetaria, pero la reunión despierta una gran expectación puesto que el BCE debe pronunciarse ya si va a colaborar o no en el rescate de Grecia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...