miércoles, 4 de abril de 2012

Being John Griesa


NOTA ORIGINAL EN SABER DERECHO

¿Cuántas veces leímos "Griesa rechazó pedido de un fondo buitre"?  En Cancillería deben llevar la cuenta, y no pueden ser menos que veinte veces. Cuando acepta algo, al rato levanta el embargo, la última vez sucedió esta semana.


Thomas P. Griesa (82). Nominado por Nixon, hace cuarenta años que es juez.

¿Por qué eso es así? Descartemos, claro, que Griesa es argentino.

- Porque aplica la ley positiva 

Y porque contratamos buenos abogados allí que llevan buenos argumentos que Griesa no puede dejar de aceptar. Ejemplo entre muchos: cuando Argentina deposita dinero en tal lugar, en la Caja de Ahorro del Banco Cooperativo de Fomento de Washington DC para pagar las cuentas del proveedor de las donuts que se comen en la embajada, ese dinero ha dejado de pertenecerle al país, y no puede ser embargado porque ya es del proveedor de donuts de la embajada, etc. Razonamiento que también se aplica a inversores que pasan por ventanilla no a cobrar donuts sino nuestro BODEN 2012.

Esta primera hipótesis -Griesa es, como quería Montesquiú, la boca muerta de la ley- es:
«Posible, pero no interesante (…) Usted replicará que la realidad no tiene la menor obligación de ser interesante. Yo le replicaré que la realidad puede prescindir de esa obligación, pero no las hipótesis.»

Entonces, vamos a las hipótesis interesantes. ¿Por qué Griesa no nos embarga la vida?



- Porque no quiere premiar a aventureros que no son víctimas sino especuladores que se metieron voluntariamente en el lío en búsqueda de una ganancia extraordinaria.

Griesa sabe que muchos de los que litigan y reclaman no son los bonistas originales sino inversionistas de riesgo que los compraron en liquidación al 5 % y que luego demandan por el valor total. Sabe que lo que compraron fue una rifa y el es juez de conflictos, no es un niño cantor de premios.


- Porque quiere preservar el interés nacional

Porque razona: si un inversionista es patriota y responsable, invierte en bonos americanos a tasas bajas. Si comprás bonos de otros países a tasas chinas, curtite. La próxima vez, mi consejo, dirá Thomas: llame ya y compre US Treasury o invierta en productos financieros americanos.

Eventualmente, razonará: si soy demasiado diligente con esta gente no estoy tomando en cuenta el riesgo moral. Y estoy socavando las bases financieras de nuestra nación (la de Griesa) cuyo diferencial y ventaja comparativa no debería ser la rentabilidad sino la seguridad (bueno, está Enron, y las calificadoras complacientes, y todo eso, pero la teoría es que eso no pase).


- Porque no le gusta que las inversores y los países que largan bonos le endosen los litigios a su juzgado

Dirá: no te ilusiones con las leyes de emisión y el pacto de jurisdicción, no esperes que el sistema legal americano y mi juzgado de 120 m2 se haga cargo de los problemas financieros del mundo entero. Los founding fathers de 1787 no organizaron un Poder Judicial para eso y los contribuyentes (el plomero Pepe y todos esos) no me están pagando para hacerme cargo de defaults globales.


/// Posdatas 

- Desafio literario de dificultad media-baja: identificar la fuente del entrecomillado "Posible, pero no interesante".

- Noto que la regla de oro de las tesis de doctorado en el mercado actual de la investigación es que en la práctica se asume las hipótesis tienen la obligación de ser interesantes. Me asusto: esto tal vez sea una mala ciencia.

- Puede haber otras hipótesis ocultas, que no aparecerán nunca en los fallos. De las tres hipótesis alternativas -notarán que todas son "consecuencialistas"- mi preferida es la del "interés nacional"-. Pero testeé esto en cierta gente y todos se reparten entre las cuatro opciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...