martes, 27 de marzo de 2012

¿Puede el software libre sustituir por completo al privativo?


NOTA ORIGINAL EN OMICRONO



Como amante de la cultura libre me encantaría decir que sí a esta pregunta, sin embargo la realidad es otra.
En este artículo, Edu nos explicaba detalladamente las características del software libre. Hay que decir que el sofware privativo también tiene sus ventajas, las más importantes considero que son la inversión en I+D y los controles de calidad, también la interfaz gráfica suele tener mejor acabado, y otro punto fuerte es que la toma de decisiones sobre el producto suele estar centralizada, impidiendo que se desvíe de la idea principal.


Son dos modelos de negocio muy distintos y unos ideales completamente opuestos.

Ambos tienen sus pros y sus contras, no es oro todo lo que reluce bajo las ventajas que tiene cada uno.
Una de las discusiones que encontramos entre ambos es la calidad del programa y resolución de problemas. En el software libre si un programa tiene un bug, hay comunidades de desarrolladores o el propio creador que pueden trabajar en él. Eso está genial, pero ¿y si ninguno está interesado en arreglar o mejorar ese programa? Suele quedar el pues en el olvido; El mismo caso en el software privativo puedes reportar el error y esperar, según el interés de la empresa en dicho programa lo arreglarán o no, por regla general en los programas en los que la apuesta es fuerte es fácil que la solución al bug no tarde mucho en llegar. Ahora bien, si bien hay un tiempo de espera en ambos casos, el software libre nos ofrece otra alternativa, puedes contratar a un desarrollador para que te arregle el bug o te modifique el programa a tu gusto.

Los chicos de LinuxHispano nos brindan con una genial tira de humor sobre este tema:


Ética y negocio del sofware.

El modelo de negocio en el sofware libre está basado en la libre competencia en igualdad de condiciones, fomentando la contratación de servicios de atención al cliente que confluyen alrededor del software. El sofware privativo está cimentado en la venta de licencias que pueden incluir o no esos servicios de atención al cliente.

Así que mientras el software privativo aboga por crear un producto para la sociedad en pro del beneficio de la empresa, el software libre aboga por crear un producto para la sociedad en beneficio de la sociedad. Y son estas diferencias las que realmente nos favorecen a todos, porque ambos entran en competencia para dar un mejor producto, cada uno a su manera.

Poderoso caballero es Don Dinero.

Mi conclusión es que el software libre en lo técnico sí puede sustituir por completo al privativo, al fin y al cabo todo es cuestión de dinero, de cómo invertir; pagar una licencia por un programa propietario o pagar por la creación o modificación del programa. Sólo se trata de un modelo de negocio u otro. En materia de usabilidad, el usuario siempre va a tener que aprender a usar un programa, da lo mismo que sea libre que no-libre, aprende mejor lo primero que se le pone en la mano y preferirá lo que menos esfuerzo requiera.
Pero ¿sería bueno que sólo existiese software libre? Yo creo que aunque lo prefiero por su ética, que exista software propietario no es perjudicial, es otra alternativa para ganarse las habichuelas aunque sea menos social. Eso sí, lo que no me gustaría de ninguna forma es que uno u otro traten de destruir a la fuerza al contrario.

Lo ideal es la convivencia para una competitividad sana, no la existencia para una guerra. Lo bello de la vida son las posibilidades y las alternativas.

Imágen de cabecera de dtsomp

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...